¿Está bien doblar un cable de fibra óptica?

Una de las mayores preocupaciones cuando se instalan cables de fibra óptica está relacionada a si un cable de fibra se puede doblar o no. Preocuparse acerca de esta cuestión surge de forma natural. Si alguien dobla un cable de fibra en una esquina, por poner un ejemplo, ¿dañaría al cable? O aun más importante, ¿afectaría la calidad de la transmisión?

La mala noticia es que… sí. Sin embargo, no hay que hacer de este problema algo grande. Solo hay que tomar en cuenta la siguiente información y así podrá resolver sus dudas e inquietudes acerca de si se pueden doblar o no los cables de fibra.

Bajo condiciones ideales, no debería haber pérdida de luz dentro del cable de fibra, que es una de las mayores características de los cables de fibra óptica. Sin embargo, las condiciones normales con las que se trabajan están muy lejos de ser las condiciones utópicas que deseamos. Dependiendo la manera en que se instalan los sistemas, hay factores inevitables que hacen que existan pérdidas cuando se opera en condiciones no ideales.

Ese control debería estar basado en información sólida. Se debe estar pendiente al parámetro llamado “Radio de Curvatura”, el cual es el radio mínimo al cual un cable se puede doblar sin que este sufra algún daño. En otras palabras, cuanto menor sea el radio de curvatura, mayor será la flexibilidad del cable. Algunos fabricantes comentan sobre el “Radio de Curvatura” de los cables de fibra, sin embargo, no todos lo hacen por lo que se tiene como medida típica alrededor de 30mm de radio de curvatura.  

Hay que recordar que se tienen que tomar acciones para evitar cualquier tipo de pérdida. Por eso es importante tomar en cuenta que la pérdida por la curvatura empieza cuando el cable de fibra se esta doblando más de lo que tolera, según su radio de curvatura.

Cuando se instalan los sistemas, también hay que ser cuidadosos con que los forros externos estén bien armados y conectados. Esto debido a que cualquier falla en estos aspectos resultarán en pérdidas de dB (decibeles) a lo largo del tiempo.

Otro factor para tomar en cuenta es la presión. Si los cables se aprietan uno con el otro, ese exceso generará fugas a largo plazo. Otra cuestión que se tiene que evitar, es poner objetos pesados sobre los cables.

Hay que tener la costumbre de supervisar las instalaciones que tenemos. A veces los objetos se mueven debido a movimientos imprevisibles, se pueden volver un problema debido a altas temperaturas, haciendo que algún objeto que en un principio no afectaba la instalación de algún sistema, lo pueda llegar a hacer.

En resumen, está bien doblar los cables de fibra, pero hay que ser cuidadosos. Ahora ya sabemos algunos factores a tomar en cuenta, para así diseñar e implementar adecuadamente estrategias para reducir las pérdidas que inevitablemente se le presentarán cuando utilice sus cables de fibra para instalar sus redes.